081 - El exceso está sobrevalorado.

No sé si será porque los que me rodean piensan como yo, o si por el contrario es algo más generalizado. Sea lo que sea, lo que he podido observar es que cada vez mas personas, incluido yo, preferimos lo escueto frente a lo extenso, lo especial frente a lo genérico, y lo analógico frente a lo digital.


Realmente, podría decirse que al menos una parte de mi generación quiere ir contracorriente, rehuye de los cientos de fotos y miles de vídeos buscando una foto en 35mm que pueda enmarcar. Podría decirse que nos hemos cansado del exceso, buscamos algo único e irrepetible, que una vez hecho no haya vuelta atrás. Claro que se puede intentar la foto perfecta con una analógica, pero es algo (por no decir mucho) mas complicado que cambiar de pose con cada ráfaga del iPhone.


Lo analógico, o siguiendo este recuerdo, lo poco común e irrepetible, es un bonito contraste con todo lo que los rodea. Películas que se reestrenan, prendas de ropa que se copian, colaboraciones de zapas que se repiten y fotos que se editan y reintentan hasta conseguir lo idílico.


La vida no es perfecta, y en la naturaleza reina el defecto, por eso el exceso es algo que al menos a mi me chirría mucho. Quiero hacer menos, pero que valga más. El exceso está sobrevalorado, y sino decídselo a los de FotoOliva, que han revelado entre algodones estos recuerdos de aquel día en casa de Jorge.


Martes 2 de noviembre de 2021

Madrid

Recuerdos con contexto 081




9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo