079 - Rocas de marés

La catedral se levantó

acudiendo a las canteras

lugares de piedra clara

y lugareños de fe.


Acudían sin descanso,

canteros exhaustos,

cincelaban la piedra

y la cargaban en sus brazos.


Moldearon la costa,

de lado a lado,

siguieron el camino,

de los viejos del verano.


Cada noche el mismo panorama,

la roca en las camas,

los sueños en las calas,

las piedras cinceladas.


Vaciaron la costa,

de la piedra de marés,79

y de sueños predilectos.

¿Recuperaron su fe?


Erigieron la iglesia,

sin saber el precio,

hay un templo construido,

para su Dios electo.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

He dado muchas vueltas a esta última poesía, ya van doscientos poemas y aún no sé de lírica. Me planteo si es lo mío, las rimas sin salida ya van miles de versos y aún no se improvisan. Son historias

Cuando era más joven, por no decir pequeño un músico maño, me enseñó el fuego, me dijo, “oye Lazarillo, tú tan cafetero, prueba esto, dame dos de limón, camarero” Probé aquella pócima, como si fuera v

En el libro anterior, sentía vértigo, me daba pavor llegar al final, no quería poner puntos sin más. Ahora que escribo, con algo más de estilo, que al menos entiendo las rimas que digo, me parece curi