063 - Tres mil cuatrocientos sesenta y cuatro.

Estoy sentando en el restaurante más vacío de toda la bahía de Alcudia, una pizzería que se hace llamar “El yate”. He pedido una pizza napolitana, de esas que no son más que una margarita venida arriba por llevar anchoas.


Mi llegada ha sido bastante caótica, ya en el coche con Lágrimas de Sangre a todo volumen me he dado cuenta de que salía de casa sino el casco. Veinte minutos perdidos y a rezar con llegar al check in a tiempo.


Probablemente haya sido de los últimos en recoger mi dorsal, me han dado el tres mil cuatrocientos sesenta y cuatro. Número alto, de esos que te tocan de rebote.


Una vez recogidas las pegatinas, colocado la bici y ordenado la ropa en su respectiva bolsa me he dado cuenta que los vestuarios están bastante lejos de mi bici, por lo que teóricamente tengo dos opciones, nadar con culote debajo del neopreno o comprarme un tritraje.


Después de un sprint por parte del recorrido que me tocará hacer mañana he llegado a una tienda cerrada, “hace veinte minutos” me ha dicho el chico de la puerta. Adiós tritraje, hola culote.


Parece ser que por “nudity” pueden descalificarte, por lo que parece que me va a a tocar nadar con outfit ciclista debajo del neopreno y correr con unas mallas que llevaré toda la carrera debajo del culote.


Por añadir algún imprevisto más, también me he dejado los imperdibles, por lo que no sé como llevaré el dorsal corriendo.


Al final mi dorsal acabará haciendo referencia al número de imprevistos, unos tres mil cuatrocientos sesenta y cuatro.


Viernes 15 de octubre de 2021

Alcudia

Recuerdos con contexto 063




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo