055 - Nadie sabe bailar.

Me gustan los jueves, días donde todos olvidamos nuestros respectivos quehaceres para al menos durante unas horas soñar que es viernes.


Después de una extraña y productiva jornada laboral partí a Garapanes para defender los colores de Rublin KFC. Equipo que por cierto cierra la rivalidad Jesuitas y Rematar al constituirse como nuevo club formado por los antiguos Rublin y KFC. Equipo que une a las mejores viejas glorias opusinas y jesuitas, donde se lleva a rajatabla el poner la otra mejilla. Crónicas aparte el que ahora escribe no ha perdido el toque al tocar la red en dos ocasiones. Reparto de puntos y a casa, o eso creía.


Las nuevas incorporaciones a mis recuerdos se han empeñado en seguir apareciendo, después de un cariñoso “vente” y un selfie sugerente puse rumbo a Café de Paris a ver a la mejor camarera de la ciudad.


Algo tendrán los años veinte, y más los de nuestro siglo, hay una felicidad compartida, unas ganas locas de bailar al ritmo de los ochenta con el espíritu de la posguerra.


Hace un par de años no sabía bailar, y por supuesto me daba vergüenza, últimamente me suelto más, cadereo y rodilleo como dirían los expertos, y después de muchas horas puedo decir con confianza que nadie sabe bailar. Esto trata de moverse de una forma más o menos ordenada, repetir las mismas tonterías y cada dos o tres pasos mirar a una mujer, reírte y darle una vuelta.


Nadie sabe bailar, así que despega los brazos de la copa y ríe, que los años veinte no son eternos.


Jueves 7 de octubre de 2021

Madrid

Recuerdos con contexto 055



29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo