054 - ¿Qué haces?

Suelo huir de mi cabeza cuando no me miras,

dejo la puerta abierta y se escapa alguna rima

que más tarde encuentras y cuidas con el amor

característico de una joven madre.


Al salir me olvido de todo, del cuaderno, del lápiz

con el que te escribo cartas que nunca llegan,

sin remite ni agallas se pierden en el muelle

cada vez que un joven barco zarpa todo duele.


Sé que no te das cuenta cuando huyo,

de mi cabeza, aprecias que todo cambia,

pero sigues en la maleza, del bosque de mis ojos.


Algún día recogerás, todas las cartas atrapadas,

en aquel muelle de carga, con los lápices

y posdatas mal tratadas por la brisa de la puerta.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

He dado muchas vueltas a esta última poesía, ya van doscientos poemas y aún no sé de lírica. Me planteo si es lo mío, las rimas sin salida ya van miles de versos y aún no se improvisan. Son historias

Cuando era más joven, por no decir pequeño un músico maño, me enseñó el fuego, me dijo, “oye Lazarillo, tú tan cafetero, prueba esto, dame dos de limón, camarero” Probé aquella pócima, como si fuera v

En el libro anterior, sentía vértigo, me daba pavor llegar al final, no quería poner puntos sin más. Ahora que escribo, con algo más de estilo, que al menos entiendo las rimas que digo, me parece curi