023 - Cuentos de otras estrellas

La historia de la estrella,

del astro, del viajero y del hogar

es desconocida para muchos,

incluso para los de aquel lugar.


Dejadme que os narre, el inicio,

pero no el final, eso es otra melodía,

rimas más complejas para otro día

cuando el que escriba sea capaz.


Había una vez una humilde estrella

blanca luz de un lejano lugar

donde un viajero vivía su epopeya

buscando en el cielo un hogar


Esa joven luz, blanca estrella y maga

guiaba al joven en su camino estelar.

Ella, con delicados toques de luciérnaga.

el negro cielo conseguía alumbrar.


La noche cada vez más estrellada,

permitía al joven determinar,

el camino a una casa ansiada

qué jamás creyó real.


Aquí termina la primera de las hazañas,

de aquella humilde maga estelar

No se vayan lejos, aún queda por rimar.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

He dado muchas vueltas a esta última poesía, ya van doscientos poemas y aún no sé de lírica. Me planteo si es lo mío, las rimas sin salida ya van miles de versos y aún no se improvisan. Son historias

Cuando era más joven, por no decir pequeño un músico maño, me enseñó el fuego, me dijo, “oye Lazarillo, tú tan cafetero, prueba esto, dame dos de limón, camarero” Probé aquella pócima, como si fuera v

En el libro anterior, sentía vértigo, me daba pavor llegar al final, no quería poner puntos sin más. Ahora que escribo, con algo más de estilo, que al menos entiendo las rimas que digo, me parece curi