010 - Unos higos y varias heridas.

Cuando era pequeño tenía cerca de casa una chumbera inmensa. Daba tanto fruto que íbamos a diario a cortar los coloridos higos. Fueron pasando los años, y con ellos cientos de higos con sus respectivos cortes y espinas. Tiene su riesgo pelar un higo, y más cuando te comes uno sin limpiar del todo bien.


A medida que crecía, la chumbera parecía hacer lo mismo, hasta que hace poco más de tres años dejó de florecer. Ahora en aquella plaza de piedra y marés no queda más que un esqueleto de lo que aquel cactus fue.


Aún conozco varias chumberas de esas que podrían alimentar a una familia durante un verano entero, mi favorita está en la cima de Randa, en un lugar del que hablo poco. La otra está escondida en unos caminos que serpentean el bosque de Son Veri. La primera de las chumberas no queda sin recoger, los de la hospedería han averiguado que si lo recogen tienen fruta de temporada para dar a los que como yo peregrinamos casi a diario. De la segunda chumbera hace tiempo que no sé nada, hace mucho que no me adentró en el bosque, incluso hace más que no me hago una herida.


Lunes 23 de agosto de 2021.

Palma de Mallorca

Recuerdos con contexto 010



 Lunes 23 de agosto de 2021. Palma de Mallorca Recuerdos con contexto 010
Chumbera de Randa recién recogida

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo